Unknown Track - Unknown Artist
00:00 / 00:00
  • Icono social Twitter
  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram
  • Icono social LinkedIn
  • Icono social de Google
  • Icono Social Snapchat
  • Icono social de YouTube
  • Icono Social SoundCloud
  • Icono social de Spotify

© 2018 by David Mateo - Santiago - Chile

Todas las fotos en este sitio han sido tomadas por David Mateo. En caso contrario se indica.
 

A diferencia de lo que ocurrió el año pasado (ver Noticias 2016), junto a mi traslado como profesor asociado, mis actividades en la escuela de Sociología de la Universidad Andrés Bello estuvieron principalmente asociadas a la docencia de pre-grado. Así, junto a mi tradicional curso de sociología de los medios y el periodismo, dicté además otros tres cursos, uno titulado "Ciudadanía y sociedad civil", curso obligatorio para primer año de la carrera, y otros dos cursos optativos de profundización, uno titulado "Estudios culturales" y  "Redes sociales y teoría sociológica" el otro. A continuación algunos detalles del contenido y del enfoque de  cada uno.

CIUDADANÍA Y SOCIEDAD CIVIL. Cada martes del segundo semestre de 2018, entre 14 y 16:30 horas me reuní con cerca de treinta estudiantes para discutir lo que la ciudadanía y la sociedad civil significan, especialmente en lo referido a ciertos derechos, obligaciones y responsabilidades. Los estudiantes realizaron una lectura atenta de las diferentes fases de la evolución de la ciudadanía y la sociedad civil, con especial énfasis en lo ocurrido a partir del advenimiento de las sociedades y los sistemas políticos modernos. Juntos establecimos que la ciudadanía tiene especificidad histórica y que por ello es que ha variado de una nación a otra, eso, aunque también es cierto que en su ejercicio y exigencias están siempre involucrados los asuntos de poder experimentados, negociados y resistidos por las personas comunes y corrientes. 

Foto: Portada edición editorial Traficante de sueños

ESTUDIOS CULTURALES. Los días jueves entre 10:20 y 13:50hrs en la sede de Viña del Mar, y los viernes entre 8 y 12:50hrs en la sede República, en Santiago discutí con mis estudiantes los alcances tanto teóricos como metodológicos del argumento culturalista de que la cultura está formada por unos sets de significados generativos utilizados en experiencias ordinarias, y que cualquiera sea el caso, la cultura es siempre la arena en la que la lucha entre los intereses de los grupos dominantes y las de los subordinados es llevada a cabo. El curso concluyó con la exposición de proyectos etnográficos llevados a cabo por los mismos estudiantes, los que incluyeron temas tan variados como: la cultura surf, el K-Pop, las barra bravas, el caso de 'Los de abajo', los jugadores de cartas del mall Eurocentro, los skaters y varios otros.

Foto: Tiwitter 2011

REDES SOCIALES Y TEORÍA SOCIOLÓGICA. El curso fue un espacio para discutir la posible vinculación entre el análisis de los usos contemporáneos que la gente está haciendo de los medios de comunicación y las nuevas tecnologías y las implicancias teóricas de la matriz sociológica clásica 'agencia y estructura'. El objetivo fue equipar a los estudiantes para que pudieran esquivar la tentación de caer en lo que se conoce como el 'determinismo tecnológico'. En mi opinión, y se los hice saber cada martes del primer semestre, lo que resultó del análisis del entre juego de estos dos niveles emergentes de la realidad social --la agencia y la estructura- nos permitiría re-humanizar una discusión en la que domina la idea absurda pero popular de que son los aparatos y no las personas quienes hacen las contribuciones al mundo social.

AÑO 2017

 

 Año 2016

SEMINARIO CIDOC-UFT. LA MIRADA ANTROPOLÓGICA DE LOS MASS MEDIA: DE LOS TAMBORES A LOS CELULARES. 9 de noviembre, Universidad Finis Terrae, Chile. ¿En qué consistió la antropología de los mass media? ¿fueron sus estándares metodológicos efectivos y útiles en el pasado? ¿Qué ocurre hoy? ¿se puede hablar de una antropología de las nuevas tecnologías? ¿es necesaria? Para responder a esas y otras preguntas, y respaldado por sus más de veinte años de experiencia académica y de investigación, el Dr. Francisco Osorio, Doctor en filosofía (Universidad de Chile), postdoctorado en Antropologia de los medios de comunicación (Sheffield Hallam University, UK),  profesor visitante honorario de la Universidad de Manchester y Fulbright Fellow de la Universidad de Pensylvamia, se presentó en este seminario que tuve el gusto de organizar. La actividad estuvo dirigida tanto a especialistas como a un público general interesado en el estudio de los mass media y las nuevas tecnologías desde un punto de vista de los usuarios. Por cierto, y fuera de todo plan, la conversación estuvo también marcada por la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos la noche anterior. VER + FOTOS

Aunque lo inicié en la Universidad Finis Terrae, institución de la que acabo de salir en diciembre de este año, me he propuesto continuar desarrollando el programa de investigación empírico sobre usos comunicativos de medios y nuevas tecnologías en el que estuve trabajando. Parte de las actividades las voy a seguir en la Escuela de Sociología de la Universidad Andrés Bello, universidad en la que enseño como profesor asociado desde el 2014 y que para el 2017 me ha abierto un espacio con nuevos cursos de pre-grado y la realización de otras actividades, como por ejemplo formar parte de comités de evaluación de tesis, y por supuesto, también para la guía y supervisión de ellas. Este año 2016 fue muy entretenido y diverso. También estuvo marcado por mi participación por un semestre en el Instituto de la Comunicación y la Imagen de la Universidad de Chile, un lugar emblemático e interesante y en donde dicté con muchísimo éxito y respaldo de los estudiantes el curso Clásicos de la comunicación masiva. Todavía recibo mails de algunos de mis estudiantes de esa prestigiosa casa de estudios.  A continuación el detalle de algunas de esas aventuras.

El pasado 27 de octubre tuve el honor de  participar como junto a otros renombrados expositores en el  seminario: INTERNET Y REDES SOCIALES. NUEVOS ESPACIOS DE INTERACCIÓN Y CONFLICTOS. En la oportunidad organizada por la Escuela de Derecho, Universidad Andrés Bello, Campus Viña del Mar, expuse el argumento de James Lull (2012) que defendí en mi tesis doctoral el año 2015 de que las interacciones comunicativas contemporáneas, pese a lo tecnológico de su aspecto, siguen estando fundadas en los mismos intereses básicos de ellas, esto es: "compartir puntos de vista sobre los acontecimientos para así poder organizar acciones conjuntas". Esto es algo que también propuse, posee el potencial de activar y de ampliar la empatía, incluso globalmente, y con ello de favorecer el surgimiento de los objetivos y las acciones comunes de grupos y movimientos a grandes escalas. Las interacciones comunicativas, dije en mi exposición, deben  pensarse como el mecanismo fundante del 'nosotros',  del sujeto de la acción colectiva. De ese modo, como también apunté, los movimientos sociales tendrían  también una explicación comunicacional, y que como lo ha señalado en otras oportunidades, ha permanecido oscurecido en la literatura científica y comentarios especializados. El argumento aunque está todavía en un nivel muy básico de su desarrollo, fue muy bien recibido por el público asistente. Claro, tiene mucho sentido!!!

XIII Congreso de la Asociación Latinoamericana de Investigadores de la Comunicación (ALAIC). 5 y 7 de octubre en la Universidad Autónoma Metropolitana de México. En el grupo temático: Teoría y Metodología  presenté la ponencia: “En contra del presentismo y el reduccionismo contemporáneos. La promesa de la aproximación evolutiva ala comunicación”.  Como resultado de un cuidadoso análisis de una buena parte de los enfoques teóricos y metodológicos contemporáneos sobre los medios de comunicación y las nuevas tecnologías, advirtí con mi ponencia que en la mayoría de ellos se ha cometido uno de estos dos excesos, o bien se ha presentizado la importancia de la comunicación, es decir, se la ha tratado como algo reciente, o bien, se la ha reducido sólo al potencial conectivo que efectivamente posee. En mi opinión, agregué, si seguimos la propuesta de la aproximación evolutiva a la comunicación hecha por el reconocido investigador norteamericano sobre los medios de comunicación y la cultura, el Sr. James Lull (2012), ambas tendencias teóricas podían ser detenidas.  El público y la crítica reaccionaron muy bien, y dijeron estar muy interesados en lo que viene para mi trabajo, la formalización de este argumento en una serie de escritos, que es algo que también anuncié allí. VER + FOTOS.

9no Congreso de Sociología. Miércoles  12de octubre en la Universidad Autónoma Metropolitana de México. Luego de mi presentación en ALAIC 2016,  esta vez en el Grupo de Trabajo número 30: Industrias Culturales, del 9no Congreso de Sociología expuse la ponencia: “¿Por qué y para qué compartimos en redes sociales?” En ella señalé que la pregunta ancha y general por los motivos tras ‘el compartir’ y ‘el gustar’ que ha surgido y se ha ‘viralizado’ en gran parte de la literatura académica contemporánea sobre los medios de comunicación y las nuevas tecnologías es sólo posible, e incluso, sólo es necesaria en la medida en que se ignore que los procesos en que esas acciones están involucradas son unos procesos comunicativos.  A propósito de mi estudio sobre los aportes hechos por James Lull, en Talca enfaticé que es muy importante entender que los intereses pro-sociales de la comunicación no han variado ni desaparecido. Son los mismos desde sus orígenes, y señalé también que hay evidencia suficiente para hacernos pensar que lo que ha ocurrido es que ellos se han acomodado a este nuevo entorno social, cultural y tecnológico, el que por otra parte, es ciertamente más complejo y dinámico que nunca antes. Esta ponencia fue, dije:  “la defensa de una  pre-comprensión teórica que nos debería permitir avanzar hacia lo que en realidad necesitamos saber: a cómo es que ese trabajo comunicacional es realizado hoy por las personas comunes y corrientes”.